DificultadComida Marina
[cooked-sharing]
Nada como tener una comida salida directamente del mar a tu mesa. Y es que la comida marina tiene su encanto e infinidad de recetas que puedes poner en práctica para sorprender a todos en casa. En esta nota, te presentamos una receta fácil y rápida de preparar conchitas a la parmesana en un horno eléctrico.
Este platillo es ideal para calmar ese antojo marino y disfrutar de un momento agradable en familia. ¡Alista los ingredientes y disfruta!
1

Comenzamos preparando el horno al máximo. Luego, parte las conchitas abanico en dos y conserva aquella mitad que contiene la carnecita. Lávalas bien para iniciar la preparación.

2

Una vez lavadas, sécalas y agrega a cada conchita sal y pimienta al gusto. También, añade unas cuantas gotas de limón, unas cuantas gotas de salsa inglesa y un trocito de mantequilla en cada conchita.

3

Ahora cubre con queso parmesano. Un tip que puedes poner en práctica es que el queso esté rallado muy fino para que pueda derretirse sin problemas. Recuerda que debes medir bien las cantidades para que al derretirse no se queme en el horno.

4

Coloca otro trozo de mantequilla encima y ordena las conchitas abanico en una fuente de horno y mételo a la refrigeradora hasta que termine de calentar el horno.

5

Una vez listo el horno al máximo, coloca la fuente con las conchitas y dóralas por cinco minutos.

6

Retira la fuente con cuidado y ¡listo! Tendrás dos docenas de conchitas a la parmesana listas para disfrutar en familia.

SECRETOS PARA PREPARAR LAS MEJORES CONCHITAS A LA PARMESANA
¿Quieres saber qué hacer para que tus conchitas a la parmesana queden aún más deliciosas? Solo necesitas un poco de ají limo. ¡Así es! Si quieres experimentar un sabor distinto con un toque picante, coloca un trocito de ají limo en cada conchita abanico. Haz la prueba y notarás la diferencia.
Además, ten en cuenta que al comprar las conchitas abanico, más allá del tamaño que puedan tener, estas deben estar frescas y firmes, y ser casi transparentes a la vista. Solo de esta manera podrás disfrutar de su dulzor natural.
Por último, una regla que debes considerar sí o sí es que, si notas que las conchitas abanico tienen una carne turbia u opaca, no debes comprarlas ni mucho menos consumirlas. Toma en cuenta estos secretos y disfruta de las mejores conchitas a la parmesana preparadas en casa.

BENEFICIOS DE CONSUMIR CONCHAS DE ABANICO
La comida marina es del agrado de muchos paladares y no solo porque su sabor es una de sus mejores cualidades. Los pescados, mariscos y las conchitas abanico tienen grandes beneficios y son buenos para la salud. Aquí te presentamos algunos de ellos y te contamos por qué debes comenzar a incluirlos en tu alimentación.
Las conchitas abanico se caracterizan por ser una gran fuente de proteínas y aminoácidos. Estos nutrientes son importantes y necesarios para tener los músculos sanos, reparar tejidos y desarrollar hormonas.
Sigue esta receta al pie de la letra y estarás list@ para preparar unas deliciosas conchitas a la parmesana. Recuerda que este platillo es ideal para sorprender a la familia e incentivar el consumo de la comida marina. Y si lo pones a prueba, cuéntanos en tus redes qué tal te salió usando #AhorrarNuncaFueTanBueno.
Consumir este alimento beneficia a la salud porque reduce los riesgos de problemas cardiovasculares, desarrolla el cerebro, mejora las funciones del riñón y contrarresta inflamaciones.
Puedes encontrar todos los productos para preparar esta receta al mejor precio en plazaVea, Mass y Vivanda.

Ingredientes

Instrucciones

1

Comenzamos preparando el horno al máximo. Luego, parte las conchitas abanico en dos y conserva aquella mitad que contiene la carnecita. Lávalas bien para iniciar la preparación.

2

Una vez lavadas, sécalas y agrega a cada conchita sal y pimienta al gusto. También, añade unas cuantas gotas de limón, unas cuantas gotas de salsa inglesa y un trocito de mantequilla en cada conchita.

3

Ahora cubre con queso parmesano. Un tip que puedes poner en práctica es que el queso esté rallado muy fino para que pueda derretirse sin problemas. Recuerda que debes medir bien las cantidades para que al derretirse no se queme en el horno.

4

Coloca otro trozo de mantequilla encima y ordena las conchitas abanico en una fuente de horno y mételo a la refrigeradora hasta que termine de calentar el horno.

5

Una vez listo el horno al máximo, coloca la fuente con las conchitas y dóralas por cinco minutos.

6

Retira la fuente con cuidado y ¡listo! Tendrás dos docenas de conchitas a la parmesana listas para disfrutar en familia.

¿Antojo marino? Prepara unas ricas conchitas a la parmesana